Iconos del diseño – 3

La silla Acapulco es uno de los diseños de mobiliario más reconocido del siglo XX. De autor desconocido, surgió en la ciudad mexicana de la que toma su nombre en la década de los 50.

acapulco-4
Escribir una leyenda

 

Por aquella época la cuidad de Acapulco se convirtió  en el refugio  de la “jet-set”, allí se reunían príncipes y princesas, artistas de Hollywood y de la época de oro del cine mexicano, políticos y cualquiera que fuera alguien en esa época.

En la lujosa terraza del Resort Pacífico Acapulco podías ver como todas esas celebreties descansaban en las sillas  mientras tomaban un coctel al sol, convirtiendo al diseño local en uno de los  mas reconocidos a nivel mundial del pasado siglo, vinculándolo además a la imagen de sofisticación, lujo y vacaciones.

Silla-Acapulco-11

 

Un diseño creado por los artesanos locales surgido de la búsqueda un asiento especial para la época de calor, un asiento cómodo, en el que descansar, y que a su vez dejara pasar el aire. De diseño sorprendentemente sencillo, esta formada por una estructura circular sólida y un entretejido de cuerdas de plástico que cumple una doble función, amoldarse al cuerpo y proporcionar la  frescura deseada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La cualidad ergonómica de la silla Acapulco encuentra su antecedente en otro objeto de descanso mexicano: la hamaca, conformada por una red que se ajusta al cuerpo y deja pasar el aire. Los artesanos acapulqueños rescataron esta característica y la tradujeron en un colorido diseño que unifica la tradición con la innovación, la comodidad con la estética.

ACAPULCO-CHAIR-VIA-CASA-HAUS1.jpg

Tradicionalmente la silla Acapulco se elabora en colores lisos y vivos, sin embargo, en la actualidad existe un sinfín de combinaciones y una amplia variedad de formas. La clásica silla en forma de pera ha dado pie a nuevos diseños, como la silla Condesa, con forma redonda, las sillas rectangulares, las mesas de centro, los bancos y las periqueras.

Aunque en su origen era apreciada por su comodidad, hoy día es popular por su capacidad de proporcionar un toque retro y minimalista a la decoración de los espacios. A decir verdad, pocos muebles son tan versátiles: puede colocarse en el interior de hogares, en terrazas abiertas, la orilla de una alberca, la playa, restaurantes, bares… la lista es interminable.

Pues hasta aquí un poco de la historia de esta pieza, esperamos que os haya gustado y que os quedéis soñando donde os gustaría disfrutar de ella 😉 ….. a nosotros nos parece la pieza estrella del verano.

Si estáis interesados en adquirir una de ellas, hay infinidad de replicas por internet y a un precio accesible; así que.. ¿a que esperas?